¿Cuándo se puede emitir una factura con el 10% de IVA en reformas?

cuando se puee hacer una factura con el 10% de iva en reformas , iva reducido

Cuando nos piden presupuesto para hacer una reforma de baño, reforma de cocina o una reforma integral el tipo de IVA de la factura es una de las preguntas más habituales entre nuestros clientes.

En este tipo de reformas se invierten grandes cantidades y a nuestros clientes les preocupa destinar una cantidad extra de IVA por hacer los trabajos. Por ello nos cuestionan sobre cuándo es posible emitir una factura 10% de IVA en una reforma.

Lo primero que decimos desde Fontanería Ledesma es que sí es posible emitir una factura con el IVA reducido (el general está al 21% en 2021). Aunque para ello se deben reunir varios requisitos, tanto por parte del cliente como de los materiales empleados para hacer la reforma.

1-Vivienda de uso particular

Para que una factura pueda acogerse al 10% de IVA la vivienda reformada debe ser de uso particular. Igualmente para una vivienda personal, que para los trabajos de rehabilitación realizados para una comunidad de vecinos, siempre que los trabajos, obviamente, sean en el edificio de residencia. Estos últimos tienen su propio CIF para poder emitir factura de forma correcta.

2-Destinatario de la factura es una persona física

Para que la factura sea al 10 % de IVA el destinatario debe ser una persona física, y no una empresa o entidad. En ese caso ya hablaríamos de relaciones comerciales entre empresas y debe aplicarse el IVA general del 21%.

3-Menos de dos años desde la última reforma o rehabilitación

Para que la factura sea al 10% de IVA han tenido que pasar dos años o más desde la última reforma o rehabilitación. Es una forma de garantizar, de cara a hacienda, que la reforma se hace por necesidad, y no por capricho. En ese caso, se puede hacer la reforma, por supuesto, pero con el 21% de IVA.

4-El coste del material, inferior al 40% de la base imponible de la factura

Como último requisito para que una factura sea al 10% de IVA, el material debe ser puesto por el cliente. Y se lo pone el profesional, el coste del mismo no debe superar el 40% de la base imponible de la factura. Es decir, que si en Fontanería Ledesma hacemos una reforma por 1000€, los materiales empleados no deben superar los 400€. El resto, ya corresponde a nuestra mano de obra.

 

Esperemos que con este artículo hayas aprendido estas nociones básicas de contabilidad, seguro que te vienen bien para otras situaciones en la vida. Para cualquier duda, por supuesto, estamos al otro lado del teléfono para ayudarte e informarte. Para nosotros la transparencia es lo primero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *