La temperatura ideal para estar en casa en invierno.

cual es la temperatura de confort en invierno para regular el termostato

Tener frío o calor es algo muy relativo. Cada persona tiene un calor corporal concreto y eso hace su percepción del frío se vea alterada. Es muy habitual en los hogares de Donostia-San Sebastián escuchar frases como “¿tienes la calefacción encendida con el calor que hace?”, “sube la calefacción que hace frío”, “¿cómo tienes la calefacción encendida con el calor que hace fuera”.  Seguro que en alguna ocasión has escuchado o has mencionado algunas de estas frases.

Como nunca llueve (o calienta) a gusto de todos, vamos a hablar de la temperatura de confort. Un baremo en el que todos los miembros de la familia pueden encontrarse a gusto y que nos ayudará a ahorrar en la factura de la calefacción y el gas en San Sebastián-Donostia.

Los expertos en la materia estiman que 21 grados son suficientes para mantener una casa caliente sin pasar frío ni abrasarse de calor. En pleno invierno no es necesario ir en manga corta, ni tampoco estar obligados a llevar un jersey de lana porque nos congelamos de frío. A muchas personas les gusta estar en casa como si fuera verano y eso es un error. Con 21 grados estarás bien. Es tu temperatura de confort.

Además de beneficiarnos con un mayor ahorro en la factura de la calefacción, mantener una temperatura de confort constante es bueno para la salud, ya que un calor excesivo puede provocar en algunas personas dolores de cabeza, mareos, irritación cutánea, sequedad en las vías respiratorias..

Para optimizar aún más tu consumo recuerda bajar la temperatura de la vivienda durante la noche, ya que no la vas a necesitar tanto, al estar bien tapado con las mantas bajo la cama.

Con una temperatura entre 17 y 19 grados será más que suficiente para mantener el calor en el hogar y seguir llevando medidas eficaces para ahorrar en la factura de la calefacción.

La clave para ahorrar en la factura de la calefacción y el gas es no hacer subidas o bajadas drásticas de temperatura. Si estás continuamente subiendo y bajando la calefacción, adaptándola a cada miembro de la familia estás sumando puntos para que tu factura de la calefacción suba a fin de mes.  Cuesta más enfriar  calentar una habitación que mantenerla todo el rato en la temperatura de confort.

Otro momento que debes hacer con mucho cuidado es la ventilación de las habitaciones: con unos pocos minutos es suficiente, ya que si estás mucho rato con la ventana abierta todo el calor acumulado en la casa se esfumará por la ventana y tendrás que volver a recuperarlo, realizando de nuevo el consumo de energía.

Ten en cuenta que si la casa se enfría después tendrás que volver a calentarla, y si entras en esa espiral la mayor perjudicada será tu factura de calefacción. Con una temperatura constante evitarás los golpes de calor, que son quienes suben la factura. Manteniendo una temperatura constante en tu hogar, una temperatura de confort de 21 grados, puedes llegar a ahorrar entre un 8 y 13% en tu consumo de calefacción.

Para regular la temperatura de tu vivienda de forma sencilla y rápida lo ideal es que instales un termostato, con el cual podrás subir, bajar y mantener la temperatura de confort en tu hogar.

Los termostatos más modernos tienen una pantalla digital que te indica la temperatura actual de la vivienda, un gran avance tecnológico que te ayudará a ahorrar en la factura de la calefacción en Donostia-San Sebastián.

Más consejos para ahorrar en la calefacción

-Comparar ofertas de todas las compañías.

-Un buen aislamiento para mejorar la eficiencia energética.

-Purgar los radiadores todos los inviernos

-Adapta la calefacción a tu ritmo de vida

-No cubrir los radiadores ni obstaculizarlos con muebles

Un comentario sobre “La temperatura ideal para estar en casa en invierno.

  1. Pingback: Dale calor a lo que más quieres y cuida tus instalaciones de calefacción.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *