¿Cambiar la bañera por un plato de ducha? Te damos 10 motivos para animarte.

El cambio de bañera por plato de ducha es una reforma sencilla que cada día más personas se animan a realizarla. En Fontanería Ledesma lo vemos día a día, por todas las peticiones de presupuesto que recibimos de particulares.

Muchos lo hacen por ser personas mayores que necesitan un plato de ducha para ducharse de forma más segura. Otras familias, porque sus hijos son mayores y ya no usan tanto la bañera. También está los lo que hacen el cambio de bañera por plato de ducha para optimizar el espacio de su baño… Hay muchos motivos para hacerlo.

Obtén más información sobre nuestro servicio y tarifas de cambio de bañera por ducha.

Si estás en la duda, desde Fontanería Ledesma te recomendamos dar el paso y dejar atrás tu vieja bañera. Te damos 10 razones para hacer un cambio que te cambiará la vida:

1-Reducir el riesgo de sufrir accidentes.

Éste es, posiblemente, el mayor atractivo de hacer el cambio de bañera por plato de ducha. Los platos de duchas antideslizantes reducen considerablemente el riesgo de sufrir resbalones inoportunos en el interior de la bañera. Por no decir al máximo, ya que están fabricados con una superficie rugosa en la que es prácticamente imposible deslizarte cuando está mojada.

Pisarás sobre seguro. Dando pasos firmes en el interior de tu ducha y disfrutando de una relajante ducha sin pensar en dónde pisas. Sólo en el agua que cae sobre tu cuerpo. Esta tranquilidad no tiene precio. Los accidentes serán historia con el cambio de bañera por plato de ducha.

Si en estos momentos tienes una bañera, ya eres consciente de lo peligrosa que puede llegar a ser la bañera si está mojada. Una zona mojada, unida al hecho de no estar agarrado a algún punto apoyo, suele acabar en caída sobre la bañera. O a asirse de forma torpe a la cortina de baño para amortiguar la caída, rompiendo además la cortina de la ducha…El baño es un lugar donde se producen muchos accidentes.

Una situación que puede acabar con un simple moratón en el trasero, o con algún hueso roto. No lo dudes, para reducir accidentes en la ducha, deshazte de tu vieja bañera.

2-Mayor accesibilidad para las personas mayores.

Las personas mayores y personas con movilidad reducida son los grandes beneficiados de la tecnología de cambio de bañera por plato de ducha. Sin el obstáculo de la bañera, acceder a la ducha para la higiene personal es más sencillo. Sin apenas esfuerzo entrarán en su plato de ducha dejando atrás la época de los riesgos de la bañera. No tendrán que levantar la pierna, posarla sobre la bañera, meter la otra pierna, comprobar que no hay agua en la bañera que suponga un riesgo de accidentes… Demasiadas cosas en las que pensar para una persona mayor. Ellos se merecen toda la comodidad que se han ganado durante toda su vida y al ducharse se sentirán mucho más seguros.

Entrar en el plato de ducha es un pequeño paso para ellos, y una gran tranquilidad para el resto de la familia. Sabiendo que los abuelos tienen un plato de ducha, las preocupaciones disminuyen.

3- Un obstáculo menos para personas con movilidad reducida.

El cambio de bañera por plato de ducha también es una excelente opción para personas con movilidad reducida o que tengan le necesidad de moverse en silla de ruedas.  Con una bañera, estas personas se encuentran con un obstáculo enorme para ducharse. A menudo necesitan la ayuda de otras personas, o asirse a pasamanos extensibles colocados de forma estratégica para facilitar su acceso a la ducha.

Para ellos el plato de ducha lo cambia todo. Y más aún los platos de ducha colocados a ras de suelo. Es decir, el acceso a la ducha se realiza a mismo nivel del suelo del baño, sin necesidad de subir esos 5 centímetros de grosor del plato de ducha. Es sin duda, una ayuda excelente para mejorar el día a día de personas con movilidad reducida.

4-El plato de ducha le da otro estilo a tu baño.

Un baño con bañera y otro con plato de ducha no tienen nada que ver. Salta a la vista. El cambio a priori es pequeño. Retirar la bañera y en su lugar colocar un plato de ducha antideslizante con una mampara de vidrio… Pero a efectos estéticos, visualmente el cambio es grande.

El plato de ducha es menos invasivo en el espacio. La bañera ocupa mucho y es voluminosa. Además son productos que han evolucionado mucho en los últimos años y cada vez son más estéticos y minimalistas.  

No hay más que ver los diferentes materiales de los que están fabricados los platos de ducha: cerámica, acrílico, resina, solid surface o piedra natural. En este artículo te hablamos de los diferentes materiales de los platos de ducha.

Los platos de ducha pueden ser de diferentes colores, a gusto del cliente o acorde con el estilo de tu baño. Las mamparas, por ejemplo, pueden tener una perfilería muy fina. Y si le añades un grifo de diseño, le pones la guinda a una reforma de baño muy sencilla que sola tarda de 24 horas en hacerse.

Cambiando la bañera por el plato de ducha parece que has hecho la reforma de baño completa. Y a un precio mucho menor. Tenlo en cuenta si estás valorando hacer esta obra. Tu baño ganará estilo y minimalismo en un abrir y cerrar de ojos.

5-Duchándote  ahorras más agua que bañándote.

Está claro que bañarse supone un gasto de agua mucho mayor que el de ducharse. Según algunos estudios, para llenar la bañera son necesarios entre 150 y 250 litros de agua, frente a los 50-100 que necesitamos para darnos una ducha de un tiempo normal. 

Obviamente, si te das una ducha de 15 minutos las tornas se igualan, pero lo habitual es que se haga un consumo responsable de agua y evitar a ese tipo de duchas. Además, después de la bañera hay muchas personas que se dan la ducha para enjuagarse…Por lo que el consumo de agua es evidente mayor con una bañera que con un plato de ducha.

Con un plato de ducha estarás poniendo tu gota de agua por un mundo más sostenible y gastarás menos en la factura del agua.

7-Reduces el consumo energético gas o electricidad.

Calentar los 150 litros de agua con el que vas a llenar la bañera consume energía, bien de gas si tienes una caldera o con electricidad. Evidentemente, cuantos más litros necesites calentar, mayor será el consumo energético y tu factura se verá aumentada de forma considerable mes a mes. Es otra de las grandes diferencias entre una bañera y el plato de ducha.

Haz un consumo responsable y ahorrarás un dinero extra mes a mes, al mismo tiempo que realizas un consumo sostenible de cara al planeta.

6-Limpiar el plato de ducha requiere menos esfuerzo.

Cuando se habla de elegir una bañera o un plato de ducha también intervienen factores como la limpieza. En este sentido, limpiar un plato de ducha es más sencillo que limpiar toda la bañera.  Bien por tener una superficie menor y porque en su superficie se genera menos suciedad que en las bañeras. Si tienes una bañera seguro que te has fijado que de vez en cuando suelen aparecer manchas de hongos. Y eso es porque a estos seres les encanta las zonas donde se acumula agua, y en las bañeras siempre quedan zonas estancas donde el agua no se va por el desagüe.  Si quieres economizar esfuerzos y tiempo de limpieza, cámbiate al plato de ducha.

8-Una ducha es más acorde a tus hábitos de vida.

Piénsalo bien. ¿Cuántas veces utilizas la bañera a lo largo del año? Seguro que estás tratando de contar esas pocas ocasiones en las que te diste un baño relajante en lugar de una ducha. Si es que te has bañado en alguna ocasión en los últimos meses…

Para eso hace falta tener tiempo y de eso carecemos mucho debido al ritmo estresante de vida que llevamos. El trabajo, el ocio, las tareas del hogar, los compromisos familiares… ¡Nunca tienes tiempo! Un plato de ducha está más en sintonía con tu ritmo de vida y tus necesidades. ¿Por qué mantener entonces la bañera?

9-Optimización del espacio disponible en el baño.

Un plato de ducha ocupa menos espacio en tu baño que una enorme bañera. Ello te permite tener más posibilidades a la hora de distribuir los elementos de tu baño. Poner el lavabo aquí, el inodoro allí, la ducha aquí… Con un plato de ducha, como que tienes más espacio para jugar con el diseño. En el mercado existen diferentes tamaños y formas de platos de de ducha que se adaptarán a tu proyecto sin problemas. Cambiar la bañera por el plato de ducha te ayudará a redistribuir tu baño, tanto si estás inmerso en una reforma, o si quieres hacer una reforma parcial.

Es un aspecto muy interesante sobre todo en los baños pequeños, que también son la mayoría que hay en los hogares. Si tienes la suerte de disponer de un baño grande, quizás hasta puedas colocar una bañera y un plato de ducha a la vez… La realidad es que en líneas generales no es así, y que un plato de ducha te ayudará a optimizar el espacio en tu baño.

10-Ducharse, una excelente terapia para tu bienestar.

Una buena ducha es un momento que te aporta beneficios físicos y emocionales.  Hay diferentes terapias que lo confirman, como puede ser el hidromasaje, los contrastes de agua o la cromoterapia. Fuerza, vitalidad, energía… Descúbrelos en este artículo de nuestro blog.  Cuando el agua cae sobre ti, tu cuerpo experimenta sensaciones únicas y naturales. Y es que éste es un acto que el ser humano lleva haciendo desde hace miles de años. Ahora nosotros tenemos la inmensa suerte de tener esta tecnología en nuestro hogar y totalmente accesible.

No te vamos a negar que un buen baño de agua caliente relaja…pero para el día a día no hay nada como una buena ducha. Rápida y cómoda. Y todo tan fácil como cambiar la bañera por un plato de ducha antideslizante.

10 comentarios sobre “¿Cambiar la bañera por un plato de ducha? Te damos 10 motivos para animarte.

  1. Pingback: Platos de ducha a ras de suelo: lo más avanzado en duchas accesibles.

  2. Pingback: Cambio de bañera por ducha en baño de pequeñas dimensiones

  3. Pingback: Antes y después de cambio de bañera por plato de ducha

  4. Pingback: Donde antes había una bañera, hemos colocado una cómoda ducha.

  5. Pingback: Reforma de baño con plato de ducha antideslizante.

  6. Pingback: Reforma integral de baño y colocación de plato de ducha.

  7. Pingback: Reforma de baño y plato de ducha a ras de suelo.

  8. Pingback: Otro plato de ducha… y otro cliente que gana en calidad de vida.

  9. Pingback: Nueva instalación de plato de ducha de Fontanería Ledesma

  10. Pingback: ¿En qué año se inventó la ducha?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *